Plan M
Plan M
TEMPERATURA ACTUAL 26°
| 12 de diciembre del 2019
ECONOMÍA
14 de Noviembre de 2019

La bomba que Alberto F. deberá desactivar "contrarreloj": en 5 meses, vencimientos de deuda en dólares por U$S 13.990 millones

A eso hay que sumarle vencimientos de deuda en pesos por el equivalente a otros U$S 16.000 millones. La clave de un acuerdo con los acreedores que deberá llegar antes de mayo.

Crédito: Hacer click en la imagen para agrandar


La concentración de vencimientos de deuda hasta junio del año que viene condicionará la estrategia de Alberto Fernández. Es una bomba que deberá desactivar "contrarreloj".

    Entre enero y mayo del año próximo, vencen letras y bonos en dólares por U$S 13.990 millones. Mientras que en el mismo período, habría que afrontar vencimientos de deuda en pesos por el equivalente a otros U$S 16.000 millones. 

    De ahí que es clave para el equipo económico del próximo presidente definir cuanto antes las pautas de la renegociación de la deuda con los acreedores privados, si no se quiere --como dicen-- caer abiertamente en "default". La idea de quien sería el próximo ministro de Hacienda y Finanzas, Guillermo Nielsen, es tratar de cerrar un acuerdo antes de abril/mayo, cuando caen los mayores vencimientos tanto de la deuda en dólares como en pesos (ver gráfico).

    Sin embargo, todavía no está definido qué se haría durante la negociación: se podría "reperfilar", como ya hizo Macri las Letes en dólares y pesos, es decir, la deuda de corto plazo. De hecho, el "reperfilamiento" de Macri generó una acumulación brutal de vencimientos de deuda de corto plazo en los primeros meses del Gobierno de Alberto Fernández, lo cual lo obligaría también a aplicar la misma fórmula de patear hacia adelante vencimientos. Pero la cuestión de fondo es que se hace mientras se negocia, por ejemplo, con los bonos soberanos, que si se dejan de pagar o se cambian unilateralmente las condiciones implicarían caer en "default".

    Los datos surgen de un informe de la consultora "PxQ", que dirige el economista Emmanuel Álvarez Agis, cercano hoy a Alberto Fernández.

   Contabilizando solo Bonos soberanos (en pesos y dólares) y Letras del Tesoro Nacional (pesos y dólares) los vencimientos entre noviembre de este año y junio de 2020 suman 39.552 millones de dólares.

   Este monto es equivalente a 3,6 veces las reservas netas del BCRA en la actualidad.

   Una parte muy importante de esos vencimientos están denominados en pesos (55% del total).

   Sin embargo, al no estar el abierto el mercado voluntario de deuda externo y estar cerrado también la posibilidad de refinanciar localmente esa deuda (tras el "reperfilamiento" de la deuda en pesos realizada por Macri), para enfrentar estas obligaciones habría que emitir pesos desde el Banco Central. 

    Pero es imposible emitir tamaña cantidad de pesos, ya que que los vencimientos en pesos equivalen al 95% de la base monetaria (actual). Emitir semejante montaña de pesos para cancelar la deuda generaría un salto en el dólar paralelo y en el "contado con liquidación" (el dólar al que acceden las empresas mediante la compra de dólares y acciones que cotizan en Buenos Aires y Nueva York) que dispararía las expectativas de devaluación e inflación.

   A su vez, pagar los vencimientos de deuda en dólares en los primeros 5 meses del próximo Gobierno (por casi U$S 14.000 millones) implicaría quedarse sin reservas en el Banco Central a poco de arrancar. Nuestro cálculo es que Alberto Fernández recibirá entre U$S 10.000/11.000 millones de reservas netas o reales.

   El próximo gobierno se verá presionado por el calendario de pagos y deberá actuar rápido. La situación es mucho más delicada que en la renegociación de la deuda del 2005, encabezada en su momento por el propio Nielsen, cuando Argentina ya arrastraba 3 años de default. 

   Si Nielsen pretende ahora una "negociación amigable" (con una quita de capital no mayor al 20%) para dejar abierta la posiblidad de volver a los mercados de crédito en el mediano plazo, deberá no sólo estirar los plazo lo suficiente para hacer sustentable el pago de la deuda en los próximos años, sino que deberá acelerar los tiempos de la negociación para no tener que declarar abiertamente un default.





Tags: DEUDA DÓLARES - DEUDA PESOS - DEFAULT - ALBERTO FERNÁNDEZ - GUILLERMO NIELSEN - LETES - BONOS - DÓLAR - DÓLAR BLUE - DÓLAR CONTADO CON LIQUIDACIÓN -
   COMENTA